Del contexto social a la regulación biológica

Publicado en la revista nº011

Autor: Bleichmar, Hugo

 

     En los oraguntanes, uno de los cuatro grupos de los simios (gorilas, chimpancés, bonobos y orangutanes), en la década del 70 se descubrió que la presencia de un macho dominante determina una detención en el desarrollo de los machos adolescentes, que sólo alcanzan la mitad de peso y tamaño del dominante, no tienen las amplias mejillas almohadilladas ni la bolsa debajo de la mandíbula, amén de carecer del pelo coloreado del dominante. Pero, y he aquí el hecho sorprendente, si el macho dominante desaparece, los machos subordinados evolucionan rápidamente hasta alcanzar los caracteres del dominante. En presencia del macho dominante, la adolescencia en estado de detención del desarrollo puede prolongarse durante una década.


    Se podría pensar que una de las causas del no desarrollo de los caracteres morfológicos del dominante fuera la falta de relaciones sexuales de los subordinados, con la consiguiente inmadurez de los testículos y testosterona. Sin embargo, en los últimos años, las investigaciones de Maggioncalda (Facultad de Medicina de Standford, USA) y Sapolsky (neuroendocrinólogo profesor de ciencias biológicas y neurología de Stanford) descartan ese supuesto. Los dosajes de testosterona y de hormona luteinizante (la que que estimula la liberación de testosterona) son similares en los machos adolescentes subordinados detenidos en su desarrollo que en los dominantes adultos, teniendo los subordinados espermatozoides maduros funcionales. Más aún, estudios genéticos de los orangutanes muestran que estos machos subordinados detenidos en el desarrollo fueron los padres que fecundaron aproximadamente la mitad de los embarazos.


    También se descarta la hipótesis de que sería el estrés crónico, al que supuestamente estarían expuestos los orangutanes subordinados detenidos en el desarrollo, la causa de esta detención. Esta hipótesis fue postulada por el conocimiento de que el estrés crónico determina en muchas especies una detención en el desarrollo (en humanos, en casos muy raros, el cuadro conocido como enanismo psicogénico es causado por el prolongado estrés). Los estudios de Maggioncalda y de Sapolsky demostraron que la medición de hormonas vinculadas con el estrés no era diferente entre los subordinados y los dominantes.


    Nos encontramo así ante un dato notable: el estatuto que se tiene en la organización social de los orangutanes -machos dominantes versus subordinados- es la causa de la diferencia en el tamaño y otros caracteres sexuales secundarios pues, como dijimos antes, si desaparece el macho dominante los subordinados se desarrollan rápidamente. Maggioncalda y Sapolsky enfatizan, adecuadamente, que no se pueden traspolar estas observaciones a los humanos pero lo que sí indican los datos es que la organización social, captada psicológicamente de alguna manera, tiene la potencialidad de influir en el desarrollo biológico.


Maggioncalda, N. M. , Sapolsky, R.M. (2002). Disturbing behaviors of the orangutan. Scientific American, Junio 2002, vol. 286, No. 6, p.46-51

 

Sponsored Links : No Frills Flyer, Food Basics Flyer, Valu-Mart Flyer, Rexall Flyer, IGA Flyer